Titulo

Alerta Pensiones Civiles sobre riesgos de ingerir o inhalar Dióxido de Cloro

Inicio / Contenidos / Alerta Pensiones Civiles sobre riesgos de ingerir o inhalar Dióxido de Cloro
No existe evidencia ni base científica que determine que el uso de productos con ClO₂ y sus derivados sirvan para curar o tratar cáncer, autismo, sida, coronavirus, ni ninguna otra enfermedad; es una sustancia tóxica, que provoca trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales

Pensiones Civiles del Estado (PCE) alerta a la comunidad sobre el riesgo que representa ingerir o inhalar productos a base de Dióxido de Cloro (ClO₂), Clorito de Sodio (NaClO2) y sus derivados, así como la denominada “solución mineral milagrosa”.
La institución informa que se ha detectado el consumo de ClO₂ entre sus derechohabientes, como tratamiento para combatir la enfermedad de COVID-19, lo que ya causó afectaciones a una persona, que requirió por ello, su hospitalización.
Advierte PCE que dicha sustancia es tóxica y puede causar trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales, por lo que se exhorta a las personas que estén ingiriendo o inhalando este producto a que suspendan inmediatamente su uso.
El Dióxido de Cloro es un gas color amarillo o amarrillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento del agua, así como en la desinfección de superficies, que se comercializa para desinfectar de forma similar a la lejía, con diferentes concentraciones.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió sobre los peligros del uso de productos de dióxido de cloro y sus derivados para ser consumidos o inhalados como supuesto tratamiento contra COVID-19, al ser una sustancia tóxica reacciona rápidamente en el tejido humano.
La inhalación del gas provoca irritación de las vías respiratorias y si se ingiere puede causar irritación en boca, esófago y estómago, presentándose un cuadro digestivo irritativo severo acompañado de náuseas, vómitos y diarrea, además puede ocasionar efectos adversos en distintos órganos.
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) informa que no se cuenta con evidencia ni base científica que determine que su ayude para tratar o curar cáncer, autismo, sida, coronavirus, ni ninguna otra enfermedad y no se ha autorizado el registro sanitarios de medicamentos que contengan en su formulación ClO₂, NaClO2 o sus derivados.
La dependencia estatal hace un llamado a la población a que evite auto medicarse y solicita a sus derechohabientes que presenten algún síntoma, que se comuniquen al Centro de Atención Telefónica COVID-19 para recibir orientación médica oportuna.
PCE pone a disposición los números telefónicos en Ciudad Juárez (656) 6293300 extensiones 56603 y 56642; en Chihuahua y el resto del estado (614) 4291330 extensiones 14070 y 14063.