Titulo

Se integra UTCJ a Red de Investigadores con universidades nacionales y extranjeras

Inicio / Contenidos / Se integra UTCJ a Red de Investigadores con universidades nacionales y extranjeras
Firmará convenio en materia de salud para integrarse a investigaciones que alcanzarán al COVID 19 y riesgos en universitarios en tiempos de pandemia

La Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ) firmará en breve un convenio para integrarse a la Red de Investigadores conformada por instituciones de salud, universidades y escuelas de educación superior nacionales y extranjeras.
Ana Eréndira Rascón Villanueva, directora de las licenciaturas en Terapia Física y en Protección Civil y Emergencias de la UTCJ, informó que algunos de los integrantes de la Red de Investigadores son la Universidad de Texas Rio Grande Valley, el Hospital General de México, la Universidad México Americana del Norte de Reynosa, la Universidad Autónoma de Tamaulipas, el Colegio de Chihuahua, entre otras instituciones.
Señaló que el objetivo es sumarse e impulsar un proyecto muy importante e interesante para realizar una investigación enfocada a factores de salud, sociales y ambientales que impacten en el desarrollo de riesgos cardiometabólicos en estudiantes universitarios en tiempos de pandemia.
Aclaró que en este proyecto, que es muy importante y ambicioso, la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez iniciará su participación con las carreras del área de salud, donde estarán trabajando como investigadores la titular, el equipo de Profesores de Tiempo Completo, algunos maestros de asignatura y estudiantes interesados.
Comentó que el proyecto es grande “y va a dejar mucho conocimiento, se va a ampliar la línea de investigación y va a aportar conocimiento a las investigaciones en salud, en lo que se refiere a COVID, medio ambiente y en cuanto a los alumnos que desearan participar en su momento, con todos los principios éticos y comité de bioética de por medio, “estaríamos viendo con nuestros alumnos, para quienes tengan algún riesgo cardiometabólico estarles también brindando educación y alguna aportación que mejore su condición de salud”.
Rascón Villanueva consideró que la expectativa en primera instancia es generar el conocimiento en el área de salud y la prevención, “detectar en tiempo a nuestros estudiantes que pudieran tener riesgos cardiometabólicos”.
Explicó que tal como se marca en las expectativas del citado convenio, los primeros beneficiados serían los propios alumnos de la institución y sus familias.
“Porque cualquier conocimiento nuevo que se aporta obviamente nos permite mejorar nuestras prácticas, intervenciones y líneas de investigación en salud, en medio ambiente y en sociedad, éstas últimas que iniciaremos con el convenio, pero con el enfoque de beneficiar a nuestra población estudiantil, a la sociedad en general y generar conocimiento”, resaltó.
La funcionaria explicó que el convenio tiene duración de un ciclo determinado, porque las investigaciones así lo exigen, sin que esto quiera decir que el convenio concluye al terminar una investigación.
“Nuestra primera etapa sería en el 2021, iniciando en enero y terminando en diciembre, en donde estaríamos ajustando precisamente los instrumentos de recabación de datos, capacitando a nuestro equipo de investigadores del área de salud en cuanto a la aplicación de las diferente pruebas, haciendo el pilotaje de la aplicación de los instrumentos, además de la toma de muestra biomédicas, incluyendo la parte del consumo de arsénico en el agua”, indicó.
Agregó que en el segundo año, ya una vez validados los instrumentos y realizada la prueba piloto, se empezaría con el área de la salud con los alumnos de nuevo ingreso de esta área para aplicar los instrumentos a un tamaño de la muestra de la universidad de estas carreras, y en una tercera etapa se ampliaría a otras carreras.