Formulario de búsqueda

Titulo

Matrimonios igualitarios no necesitan amparo en Chihuahua

Inicio / Matrimonios igualitarios no necesitan amparo en Chihuahua
Por ningún motivo se negará el matrimonio a personas del mismo sexo, aclara gobernador Javier Corral.

Las personas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio en el Registro Civil, pueden hacerlo sin necesidad de un amparo, como ya había sido ratificado por la Secretaría General de Gobierno, al ser un ordenamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), señaló el gobernador, Javier Corral Jurado.

El titular del Poder Ejecutivo del Estado, precisó que en el Registro Civil la única modificación aplicada fue la de regresar al antiguo formato de actas de nacimiento, para reincorporar las palabras “padre” y “madre”, y  eliminar el concepto de “filiación”, en respuesta a la demanda ciudadana.

Observó que a raíz de este anuncio hecho en el informe de sus primeros seis meses de Gobierno, al interior del Registro Civil se filtró una versión respecto a que los matrimonios igualitarios solo se permitirían mediante un amparo judicial, lo cual generó confusión y una dura crítica social de parte de los afectados.

“No están prohibidos, no lo haremos, he sido muy preciso. En cuanto vi información en ese sentido, inmediatamente hablé con la directora del Registro Civil, Inés Martínez, para saber qué pasaba y aclarar la confusión.

Le instruí que por ningún motivo se podría negar el matrimonio a personas del mismo sexo”, sostuvo el gobernador.

Refirió que personalmente ha casado a más de 30 parejas en el estado, en Delicias, Cuauhtémoc y Ciudad Juárez.

Consideró que se trata de un tema de respeto a los Derechos Humanos  y aunque se manifestó a sí mismo católico, no impondrá sus convicciones religiosas a nadie porque “como gobernador no puedo ni debo hacerlo”.

Agregó que la decisión de regresar la figura de “padre” y “madre” a las actas de nacimiento se justificó al observar que era parte de un convenio hecho por la Administración anterior, con un formato único que permitía captar recursos económicos de la Federación por medio de este programa.

“Pero vimos que mientras no violentáramos la ley y no hubiera un mandato que nos impusiera esa obligación, podíamos regresarnos al formato anterior, con el riesgo incluso de perder el apoyo federal que para este tipo de programas existe”, indicó.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter